sábado, 19 de marzo de 2011

EL ACORDEON

EL ACORDEÓN

 


     El acordeón es un aerófono mecánico de lengüetas libres, es decir, un instrumento musical cuyo sonido proviene de un flujo de aire que produce el intérprete, de forma mecánica, al mover el fuelle. El aire hace vibrar unas láminas metálicas, las lengüetas libres, fijadas en su parte interna, que, con su movimiento oscilatorio, producen el sonido.

     El acordeón es un instrumento musical moderno; nació en Europa durante la primera mitad del siglo XIX, en pleno “Romanticismo” y rápidamente tuvo una gran aceptación, puesto que respondía a las exigencias de los músicos de la época : es un instrumento expresivo, gracias a su fuelle, que permite regular la intensidad del sonido, y a la lengüeta libre metálica, que le proporciona un timbre muy particular y que ha permitido el desarrollo de una música rica en colorido.
Sin embargo, fue necesario esperar a la segunda mitad del siglo XX para conseguir que, desde los bailes de salón, pasara progresivamente hacia las salas de concierto, gracias a una rápida carrera de modificaciones y distintos perfeccionamientos técnicos conseguidos por diversos artesanos y fabricantes para satisfacer las necesidades musicales de un gran número de intérpretes.

     Actualmente es un instrumento que ha comenzado a interesar a muchos compositores, debido a las enormes posibilidades sonoras que posee y es muy probable que se convierta en el gran instrumento musical a descubrir en el próximo siglo XXI.



 

     El origen del principio sonoro del acordeón, la lengüeta libre metálica, se remonta a unos 2.700 años a.C. en Asia, donde se utilizaban diversos tipos de “órganos de boca” :el CHENG en China, el SHO en Japón, el KHEN en Laos, el SOMPTON en Borneo, ...
     La llegada a Europa del “cheng” chino, en el siglo XVIII, propició el nacimiento de una serie de nuevos instrumentos en busca de la expresión. Los instrumentos que tuvieron más éxito nacieron, en su mayoría , durante el siglo XIX y han tenido una gran repercusión, puesto que aún hoy se siguen fabricando, a pesar de haber pasado por diversas modificaciones.
     Los instrumentos de lengüeta libre pueden ser de dos tipos :

a.       De boca. El aire es producido directamente por el intérprete a través de su boca.

                   -    ORGANOS DE BOCA  asiáticos (varios tipos, 2.700 a.c.)
-         ARMONICA (Buschmann, Alemania en 1828)
-         MELODICA (Bauer, Viena en 1890)

b.      De fuelle. El aire es producido por un fuelle que acciona el intérprete.

            -ARMONIO (“Physarmonica”, Hackl en 1818)
            -ACORDEON DIATONICO (Demian, Viena en 1829)
            -CONCERTINA (Wheatstone, Londres en 1829)
            -BANDONEON (Band, Alemania en 1840)
            -ACORDEON CROMATICO TRADICIONAL (Piatanesi-Beraldi, Italia  1890)

     Los materiales más utilizados en la fabricación de acordeones son : acero, aluminio, barniz, cartón, celuloide, cera virgen, colas diversas, duraluminio, espuma de nylon, gamuza, goma, hierro, latón, maderas varias, pieles, pintura, plásticos, telas, etc.

     El acordeón tradicional está dividido en tres partes :
-          la mano derecha o “canto”
-          la mano izquierda o “acompañamiento”
-          y el fuelle, que une ambas partes.

      Por la parte más externa de las carcasas derecha e izquierda se encuentran los mecanismos (protegidos por tapas o rejillas) y que tienen como finalidad mover una o más válvulas que abren el paso del aire hacia el interior del instrumento cuando se abre el fuelle o bien expulsan el aire interno hacia el exterior cuando se cierra el fuelle

     En la parte interna se encuentran las lengüetas metálicas que, remachadas sobre un chasis de aluminio, se fijan con cera a unos soportes de madera, llamados somieres o “lengüeteros”, que poseen un orificio para dejar circular el aire cuando se abre la válvula. Estas lengüetas metálicas, al ser movidas por la presión del aire producen el sonido.

     El principio sonoro del acordeón es la lengüeta libre. Esta lengüeta metálica está fijada por uno de sus extremos a un soporte de aluminio que posee una ventana para dejar que la lámina pueda moverse libremente. La presión del aire obliga a la parte flexible de la lengüeta a desviarse fuera de su eje, para volver, por su propia elasticidad, a su posición anterior restableciendo la corriente de aire. Se produce así una serie de oscilaciones generadoras de sonido. La particularidad principal de estas vibraciones es que son “isócromas”, es decir, se realizan siempre en igual número. Por lo tanto, se puede modificar la intensidad sonora sin alterar la altura de la nota.

     Cuando se fuerza la presión del aire sobre una lengüeta batiente (clarinete, saxofón, etc...) el sonido sube. En cambio, al forzar la presión del aire sobre una lengüeta libre, el nivel sonoro no se modifica. Esta es la cualidad principal del acordeón, puede pasar de un “pianísimo” muy dulce a un “fuerte” intenso sin variar la altura de la nota. Se puede “modelar” el sonido, dando expresión a la ejecución musical.

JOSE MARIA LÓPEZ   (Trabajo de 1995)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal